Foto: Eduardo Neri / Cortesía.

“Gracias Padre porque como migrantes nos has permitido dar testimonio de tu fe»,dijo con devoción Antonio Soto Guerrero, Rector del Santuario del Niño de Atocha, al presidir la Misa por los Migrantes Fresnillenses.

Durante la celebración de la Fiesta de los Santos Inocentes, en esta fría mañana del sábado 28 en Plateros, Fresnillo, Zacatecas, el templo poco a poco se fue llenando de eMigrantes, sus familias y feligreses que se unieron a la liturgia.

Luego de la Homilía y durante la Plegaria Universal, el Prelado pidió por todos los migrantes que con su trabajo contribuyen a una mejor vida para ellos y los que los esperan de este lado de la frontera.

Al unísono todos contestaron «Te rogamos Señor» cuando el sacerdote pidió por los migrantes que perdieron la vida en su intento por cruzar la frontera.

Entre los asistentes se encontraba Saúl Monreal Ávila, Presidente Municipal de Fresnillo, así como migrantes venidos de diferentes regiones de Estados Unidos.

Desde el altar también pidió por los Clubes de Migrantes que activamente trabajan de ambos lados de la frontera.

Al final, los pesos y los dólares se encontraron en el fondo de la tela roja donde se recolectó la donación amorosa a la hora de las Ofrendas.

La celebración del Día del Migrante Fresnillense contempló además de la Misa en el Santuario del Niño de Atocha en la Comunidad de Plateros, una cabalgata desde ese lugar hasta el Ágora José González Echeverría a los pies del Cerro de Proaño.

Además, la entrega de implementos agrícolas y la rifa de obsequios para los cabalgantes participantes, previo a la comida baile y finalmente por la noche una Disco Retro.