Con el objetivo de dignificar el trabajo cinematográfico; impulsar y proteger el talento nacional; así como generar certidumbre al gremio, el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo propuso modificaciones a la Ley Federal de Cinematografía para establecer que las películas producidas en un idioma extranjero deberán exhibirse de manera simultánea dobladas en español.

Al fundamentar la propuesta ante el Pleno del Senado, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre, coordinadora de la Fracción Parlamentaria explicó que se busca eliminar que no sólo las películas clasificadas para el público infantil y los documentales educativos deban exhibirse dobladas al español.

“Con ello se amplía las posibilidades de las personas para acceder a las obras cinematográficas y reduce las condiciones de exclusión que pueden enfrentar. Brindando una alternativa más de acceso para el cine, para el goce y disfrute de los derechos culturales de todos”, señaló Geovanna Bañuelos.

Subrayó que esta iniciativa es comprensiva con la promoción de la cultura, ya que establece la posibilidad de eximir de la obligación de doblaje a las obras cinematográficas cuando se promueva su exhibición en cine clubes y circuitos no comerciales de películas extranjeras con valor educativo, artístico o cultural.

En este sentido, Geovanna Bañuelos resaltó que el acceso a la cultura debe garantizarse a todos los mexicanos. “De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, hasta la aplicación de la Encuesta Intercensal 2015, el porcentaje de personas analfabetas representaba el 5.5% del total de la población, equivalente a 4 millones 749 mil 057 personas que no saben leer ni escribir”.

“Ello hace evidente que la previsión establecida en la actual legislación, sobre el subtitulado de las obras cinematográficas, no es suficiente para garantizarle acceso a todas las personas a sus derechos culturales”, enfatizó la representante por Zacatecas.

Señaló que, quienes no saben leer, carecen de las herramientas para disfrutar de la obra que se presenta en idioma distinto al español, utilizando como medio de traducción los subtítulos, razón por la cual es justo y lógico que dichas personas carezcan de interés para asistir a las salas cinematográficas.

“Es responsabilidad del Estado establecer las políticas públicas y promover los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo a la diversidad cultural de nuestra sociedad, con pleno respeto a la libertad creativa, impulsando un entorno de inclusión, justicia y equidad”, aseveró la senadora Geovanna Bañuelos.

Además, Geovanna Bañuelos señaló que hoy en día, la industria nacional del doblaje tiene un valor estimado de más de 60 millones de dólares y recibe una inversión anual de 7 millones de dólares para su mantenimiento y mejoramiento; generando alrededor de 7 mil empleos directos e indirectos.

No obstante, actualmente México enfrenta un escenario de mayor competencia frente a estudios de doblaje en países como Argentina, Colombia, Chile, Perú, Puerto Rico y Venezuela.

“De ahí que debamos proteger y fortalecer a la industria mexicana de doblaje, aumentar su presencia en la región y consolidar la oferta de contenidos”, concluyó la coordinadora del PT en el Senado de la República.