El Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió un aviso de propuesta de reglamentación con el propósito de restablecer al Fiscal General la autoridad que permitiría al Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security) recolectar muestras de ADN de detenidos no estadounidenses.

Esto con la finalidad de facilitar sus esfuerzos de investigación y reducción de delitos federales, estatales y locales. 

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) manifiestó su preocupación por dicha medida y reiteró el compromiso de asistencia y protección a sus connacionales en Estados Unidos.

La Cancillería, mediante su Embajada y red consular en ese país, se mantendrá atenta a la implementación de dichas políticas, con énfasis en el uso apropiado y el respeto a la privacidad de la información de ciudadanos mexicanos almacenada por las autoridades estadounidenses.