WEST WENDOVER, NEVADA.- Un sencillo, pero significativo Nacimiento adorna la casa de la Familia Carrillo. En los casi 10 años que están en este país, es la primera vez que lo hacen.

No había habido oportunidad (de poner el Nacimiento) porque se no teníamos Niño Dios ni nada para ponerlo, pero este año una tía que viene de allá (Zacatecas) nos trajo todo, desde el niñito, los peregrinos, pastores, hasta los borreguitos”, dijo Vocho, uno de los tres hermanos Carrillo, el de en medio.

🎄 La Navidad de los Carrillo en el lejano oeste. II

Posted by eMigrante on Tuesday, December 31, 2019

Son muchas cosas las que uno deja allá, no sólo las materiales o la familia o amigos, también algunas tradiciones cuando uno no tiene el modo de ir y venir y traer lo que se necesita para hacerlo igual que allá”, comentó Luis, el más chico de la familia.

Pero este año, al fin se cumplió el añorado deseo de los Carrillo de celebrar la Navidad como lo hacían en su natal Zacatecas, con el Nacimiento como figura central, rezaron el Rosario, arrullaron al Niño Dios, le cantaron y dieron bolos.

En la casa paterna se reunieron los tres hermanos con sus familias, para los niños fue una gran experiencia mientras que los grandes revivieron recuerdos de su infancia.

🎄 La Navidad de los Carrillo en el lejano oeste. I

Posted by eMigrante on Tuesday, December 31, 2019

Cuando estábamos cantando el ‘a Dios salvador, a Dios salvadoooooor’, vinieron de golpe muchos recuerdos de cómo celebrábamos Navidad en México.

Los amigos y las travesuras que hacíamos con las velitas de las posadas, les quemábamos el cabello a las niñas o nos llenábamos de cera las manos y mi mamá o mis tías nos regañaban”, recordó Junior, el más grande.

Fue un festejo muy familiar cuyo propósito fue celebrar el Nacimiento del Niño Jesús.

Luego del acostamiento, compartieron una deliciosa cena de Nochebuena que prepararon doña Nena y su hermana Maritoña que fue a pasar las fiestas decembrinas con su familia.