Un grupo de padres zacatecanos se reunieron en Atlanta con sus hijos luego de 12, 15, 20 o ¡hasta 25 años sin verse!

El viaje que inició el sábado 9 noviembre, a las 7:30 de la mañana, tuvo un destino feliz la tarde del domingo en Georgia.

El autobús además de los pasajeros llevaba un cúmulo de emociones a flor de piel. Unos externaron su felicidad y emoción con palabras, otros lloraron de sólo pensar que verían otra vez a sus hijos después de tanto tiempo y a otros, los delataba un brillo mágico en la mirada.

Para más de tres éste fue su primer viaje a Estados Unidos; lo tramitaron en el Programa Corazón de Plata, del Gobierno del Estado de Zacatecas, mediante la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami) y la Federación de Clubes Zacatecanos en Atlanta.

En el grupo de 18 beneficiarios iban padres de emigrantes procedentes de Juan Aldama, Noria de Ángeles, Trancoso, Pinos, Apozol y Jerez.

¡Todos tenían mucho tiempo de no ver a sus hijos! En casi todos los casos hay ya nietos de los que sólo sabían de su existencia, pero nunca los habían visto.

Benito Ross, del Club Gavilanes de Francisco I Madero, Nieves, Zacatecas, acompañó en el viaje al grupo como uno de los requisitos que debe cumplir el viaje.

“Es una emoción muy grande, ver cuando ellos llegan allá y abrazan a sus hijos. No hay palabras para describir los sentimientos que eso provoca”, dijo un zacatecano.

“Corazón de Plata es un programa muy bonito. Mientras Dios nos dé fuerzas seguiremos trabajando en esto, es un orgullo llevar a esta gente a ver a sus hijos”.

La SEZAMI informó que el grupo estará en Estados Unidos durante un mes y deben regresar todos juntos, por supuesto que contentos y felices.