Con la finalidad que los trabajadores agrícolas temporales tengan una estancia digna en territorio estatal, fue puesto en marcha en este municipio el Programa Especial de Atención a Jornaleros Agrícolas y sus familias.

En el programa trabajan en coordinación agroempresarios y autoridades federales, estatales y municipales que  dará asistencia social a los trabajadores migratorios.

En un comunicado de Gobierno del Estado se informó que en una reunión con productores de limón, mezcaleros, agaveros, ganaderos y regidores de este municipio Marco Vinicio Flores Guerrero, titular de la Coordinación Estatal de Planeación (Coepla), presentó el programa.

Se detalló que las autoridades buscan que la estancia en los campos zacatecanos, los centenares de trabajadores agrícolas reciban la asistencia social necesaria y sean respetados sus derechos humanos.

En el municipio ha prosperado la producción de limón, que en gran parte es exportado a Estados Unidos, Canadá y Japón, además de mercados nacionales. Su recolección demanda una numerosa mano de obra inexistente en la zona, lo que obliga a contratar trabajadores migrantes.

Más de 150 de esos jornaleros son huicholes y vienen acompañados de sus familias. Algunos de ellos sólo hablan su lengua nativa, por lo que requieren mayor atención, particularmente los niños.

Para atender a esta población migrante, dijo Flores Guerrero, como ya se hace en Río Florido y San José de Lourdes, Fresnillo, instauramos aquí el Programa Especial de Atención a Jornaleros Agrícolas.

El programa funciona mediante siete subcomisiones encargadas de aspectos prioritarios como alimentación, trabajo y previsión social, salud, servicios básicos, educación, vivienda y seguridad, procuración de Justicia y tránsito migratorio.

En Fresnillo, se explicó, hay un albergue y comedor comunitarios, atienden la salud y la educación de las familias hasta de unos 3 mil 500 jornaleros, incluso con la instalación de un invernadero de hortalizas para proveer los comedores, así como granjas avícolas para producir huevo, instalaciones realizadas con apoyo de la Secretaría del Campo.

Las tres instancias de gobierno nos unimos para que desde su llegada, permanencia y retorno, los recolectores tengan la protección de las leyes laborales y el mayor bienestar posible, dijo Flores Guierrero, y agregó que tales apoyos también se dan en Loreto y Río Grande.

El presidente municipal Mario Castro Guzmán exhortó a los productores a evitar que niños hijos de los jornaleros se conviertan en trabajadores, ya que además de violar leyes laborales son actos inhumanos que deben impedirse y propuso que los trabajos para alcanzar los objetivos de darles bienestar a esos trabajadores comiencen de inmediato y en ocho días se haga otra reunión para revisar los avances.