Un cúmulo de emociones estallaron cuando padres e hijos, separados por miles de kilómetros y una frontera, se reencontraron en algunos casos después de años de no verse.

El momento fue emotivo y contagioso entre abrazos, lágrimas de emoción, felicidad, ramos de flores, globos, carteles de bienvenida y decenas de historias que contarse entre ellos.

El grupo de padres y abuelos salió de Zacatecas rumbo a Texas, coordinados por la Federación Casa Zacatecas en Fort Worth que preside Francisco Álvarez.

Corazón de Plata es un programa del Gobierno del Estado de Zacatecas, operador por la Secretaría del Zacatecano Migrante en coordinación con las federaciones de clubes de zacatecanos radicados en Estados Unidos.