TLALTENANGO, ZAC.- La chispa de luz que irradian los ojos de Alessandra delata lo feliz que es en su vida y lo mucho que disfruta ser la reina de la Feria Migrante 2019-2020.

Aunque originalmente no estaba en sus planes acaparar los reflectores en su ciudad natal, Tlaltenango, finalmente, tras varios intentos fallidos, la gente del Patronato de la Feria la convenció de participar en el certamen, que en esta edición la ganadora se eligió por jurado.

Alessandra, la mayor de los tres hijos del matrimonio Navejas Haro, es una joven preparatoriana, amante la danza folclórica, la actividad física (va al gimnasio desde hace dos años y levanta pesas) y de todas las cosas que hacen los  jóvenes de su edad.


Dale click y escucha el mensaje que tiene para ti la Reina de los Migrantes…

Como integrante del Ballet Folklórico Taiyari (Nuestro Corazón, en Huichol), Alessandra disfruta promover la cultura y las tradiciones mexicanas desde la danza, con sus grandiosos y coloridos vestuarios.

Afirma que la Feria Migrante de Tlaltenango es un homenaje a los paisanos que dejan terruño, amores y costumbres para ir buscar un sustento digno para sus familias.

Yo también tengo familia emigrante  y de repente es difícil que ellos estén allá, pero se entiende que su decision es también para superación de ellos mismos”, dijo.

Por ello consideró que la Feria Migrante está dedicada a ellos, “que vienen en esta época con sus familias a pasar las fiestas de fin de año, para que se diviertan y disfruten en su tierra”.

Y aunque reconoce que “es un poco difícil ser reina”, por todos los compromisos que debe cumplir, admite que es una experiencia sumamente grata, porque además de que ha aprendido mucho, desde a desenvolverse en público hasta saber lidiar con situaciones poco usuales en la vida de una joven.

Pero, sobre todo, ser reina le ha dado la dicha de saberse querida por mucha gente, “fue muy emotivo ver y sentir el apoyo de mis amigos de siempre, de la escuela, de los del grupo de danza, pero sobre todo de mi familia.

Se siente muy padre ver que tu padre grite tu nombre para apoyarte y saber que se siente orgulloso de mi y tener a mi mamá siempre pendiente de lo que necesito”, dijo

Por si fuera poco, se dijo orgullosa de representar los migrantes en su tierra, en una feria dedicada a ellos y a sus familias.

Al ser cuestionada sobre lo que habitualmente se cree de los concursos y certámenes de belleza son muy banales, dijo que su percepción cambió al ver que se pueden hacer más cosas de las que estarían originalmente en mente:

Quiero que esta corona me sirva para ayudar a la gente y a mi municipio”, dijo segura de que no desea que su reinado termine apenas concluya la festividad más importante de Tlaltenango.

Y aunque no tiene, por lo pronto, una lista de todo lo que quiere hacer, sí está segura de que, hasta que llegue la próxima Reina de la Feria Migrate trabajará para promover a su municipio y sus tradiciones, ayudar a la gente y, sobre todo, para ser ejemplo de que hay muchas cosas en las que la juventud puede ocuparse para instruirse, aprender, alcanzar sueños y proyectos y crecer en todos los sentidos.